Todas las soluciones
  Esklavos C2
 

Esklavos C2:

Primera parte: esquivar balas.

 

Te están disparando y debes esquivar las balas y los bichos verdes esos. Las balas te dañarán ligeramente si te dan, pero el daño será bastante grave si tocas las explosiones. Recuerda subir a la superficie de vez en cuando para retomar oxígeno. Cuando llegues a unas rocas pincha sobre ellas para el geroglífico.

 

Pulsa sobre la placa con la extraña escritura. Te dirá cómo debes colocar las cabezas para pasar. Pincha en las cabezas para pasar de vivo a muerto (calavera). “Luchó” significará que están vivos, pero “murió” y “cayó” significa que están muertos. Ahora debes jugar con los rayos de forma que iluminen a los guerreros en el orden en el que fueron nombrado en la placa.

 

Segunda parte: conseguir luz.

  • Pincha sobre la palanca para que se abra la puerta. Las burbujas te proporcionarán oxígeno extra.
  • Pincha sobre las algas, el bicho verde se distraerá con un pez mientras tú abres la puerta y huyes.
  • Recoge la máscara de oxígeno de la calavera en la parte derecha de la pantalla.
  • Debes acercarte a la luz con cuidado de no ser mordido por el pez. Cuando el pez salga pulsa en la madera con el clavo, ¡pero cuidado no te toque a ti! Es bastante complicado (al menos para mí, que soy bastante torpe, jeje). Paciencia.
  • Cuando tengas la luz dirígete al borde derecho de la pantalla para seguir.

Tercera parte: esquivar las piedras.

 

Debes esquivar las piedras con las flechas de dirección del teclado. Ungo girará alrededor de la cueva. Procura alejarte lo máximo posible de las piedras. Es fácil en cuanto le coges el truco.

 

Cuarta parte: (por fin) aventura gráfica.

  • Pincha en el urulóptero (insecto). Verás que se mueve a la izquierda.
  • Pínchale dos veces más seguidas, de forma que llegue hasta las flores de la izquierda. Se lo comerán y engordarán. Ahora comencemos a hacer nuestro desatascador.
  • Coge la flor engordada y déjala en la piedra sobre la que está apoyada Ungo.
  • Coge algas secas del árbol de la derecha y déjalas junto a la flor.
  • Coge una rama del árbol de la derecha y déjalo junto a la flor y las algas: ¡tachán! ¡tenemos un desatascador!
  • Usa el desatascador en el váter.
 
  Hasta ahora hay 1537 visitantes (3047 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis